Consejos para el cuidado de las joyas

Lustre y Durabilidad : Conozca Sus Metales

La longevidad de sus joyas puede variar en función de varios factores, como la acidez de la piel y la aplicación de productos cosméticos o alcohólicos (crema, perfume, etc.).

Nuestras joyas, diseñadas y fabricadas por empresas francesas reconocidas por su excepcional finura y calidad, tienen una esperanza de vida de al menos 10 años y conservan todo su brillo y resplandor si se utilizan siguiendo las instrucciones de cuidado. 

Chapado en Oro de 18 Quilates

Nuestras joyas chapadas en oro están recubiertas de 3 micras a 5 micras de oro de 18 quilates y acabadas con una capa de oro fino de 24 quilates para darles aún más brillo. 

Plata Rodiada 925

Las joyas de plata están fabricadas con plata maciza 925 recubierta de una fina capa de rodio para evitar que se oscurezca y conservar todo su brillo y destello originales. 

Acero Inoxidable

Las joyas de acero inoxidable están fabricadas con una aleación robusta y resistente a la corrosión, y se pulen cuidadosamente para ofrecer una durabilidad excepcional, además de ser hipoalergénicas.

Antes De La Gran Limpieza : Preparación Esencial

Antes de empezar a limpiar sus joyas, asegúrese de seguir estas recomendaciones para preservar su brillo y longevidad :

Productos Químicos Prohibidos

Evite el contacto con productos químicos o corrosivos. Estas sustancias pueden dañar el acabado de sus joyas y reducir su brillo. 

Prohibición De Herramientas Abrasivas

Manténgase alejado de herramientas abrasivas como estropajos y cepillos de alambre, ya que pueden rayar y dañar sus joyas. 

Tómate Tu Tiempo

Elige un momento en el que puedas dedicarte plenamente a limpiar tus joyas con métodos suaves. 

Productos Milagrosos : Elige El Limpiador Adecuado

Descubre nuestra selección de los mejores productos y métodos para limpiar con seguridad tus joyas y mantenerlas en perfecto estado. 

Jabón Suave

Para crear una solución limpiadora ligera, añade unas gotas de jabón suave al agua. Frota con los dedos para eliminar la suciedad. Aclara con agua limpia y seca con un paño suave. 

Agua Tibia

El agua tibia es tu primer aliado para eliminar la suciedad ligera. Basta con sumergir las joyas en agua tibia para ablandarlas. Limpia tus joyas con una toalla de papel absorbente para eliminar cualquier gota.

Bicarbonato Sódico

Haz una pasta (1/4 de agua diluida con 2 cucharadas de bicarbonato sódico). Aplícala sobre tus joyas y frota suavemente para eliminar cualquier impureza. Aclara bien y seca con un paño de microfibra. 

Gamuza

La gamuza es la forma más sencilla y eficaz de limpiar las joyas. Una gamuza suave es ideal para limpiar las joyas después de limpiarlas. Así se asegura de que queden perfectamente secas y sin restos de agua. 

Detergente Especializado

Si sus joyas requieren una limpieza más intensiva, utilice un detergente especial para cada material. Siga las instrucciones del producto para obtener los mejores resultados. 

Vinagre Blanco

Para manchas difíciles, mezcle una parte de vinagre blanco con tres partes de agua tibia. Sumerge las joyas durante unos minutos. A continuación, frota suavemente con un cepillo suave y seca.

Limón

Además de su agradable olor, el limón es muy eficaz para limpiar joyas. Unas gotas impregnadas en un paño de microfibra dejarán tus joyas como nuevas. Acláralas y sécalas al aire. 

Pasta De Dientes

La pasta de dientes puede ser un buen limpiador. Aplica una pequeña cantidad sobre un paño suave. Frota para eliminar el deslustre. Aclare con agua tibia y seque con un paño limpio.

Meudon Blanco

Nada más sencillo que esta antigua receta, que consiste en utilizar un paño escurrido humedecido en un poco de blanc de meudon para limpiar las joyas. Frota y todo brillará.

Como todas las joyas, déjalas descansar quitándotelas por la noche y cuando hagas deporte. Para que sigan brillando, te recomendamos limpiarlas con regularidad.

Guarde sus joyas lejos de la humedad y la luz en un lugar limpio, preferiblemente en su estuche individual para llevarlas durante mucho tiempo.

Precauciones Para Sus Joyas Preciosas : Cuidado De Las Piedras

Las joyas adornadas con piedras preciosas requieren un cuidado especial para preservar su brillo y belleza. 

Para limpiarlas con seguridad, recomendamos mezclar agua tibia con una pequeña cantidad de jabón suave. Con un cepillo muy suave, frote suavemente las joyas, especialmente alrededor de las piedras preciosas y en los rincones de difícil acceso. 

Aclara bien las joyas con agua limpia para eliminar los restos de jabón. Asegúrate de que el agua no esté demasiado caliente para evitar el choque térmico, que podría debilitar algunas piedras. 

Seque las joyas con un paño suave y sin pelusas.

Después de limpiarlas, guarda las joyas con piedras preciosas por separado para evitar que se rayen. Puede utilizar nuestra bolsa de algodón orgánico Bali, suministrada especialmente con cada pedido, para guardarlas de forma segura.