Limpieza de sus joyas bañadas en oro y plata:

Para conservar el brillo de la joya, puede limpiarla regularmente con una pequeña esponja empapada en agua con un poco de jabón, aclararla y después colocarla sobre un paño limpio y pasarle un paño fino. Como todas las joyas, déjalas descansar quitándotelas por la noche y durante tus actividades deportivas. Nuestras joyas bañadas en oro y plata son resistentes al agua, pero para conservar su brillo a lo largo del tiempo, evite el contacto con el agua (ducha, baño...) y cuando vaya a la piscina o al mar.

Consejos de mantenimiento para todas las joyas chapadas en oro y plata 925:

La longevidad de sus joyas puede variar en función de varias causas como la acidez de la piel, la aplicación de productos cosméticos o alcohólicos (crema, perfume...). Conserve sus joyas en un lugar seco y sin luz, preferiblemente en su estuche individual para un uso prolongado.

Chapado en oro de 18 quilates

Nuestras joyas chapadas en oro están diseñadas y fabricadas por empresas francesas conocidas por su excepcional finura y calidad. Estas joyas están bañadas en oro de 18 quilates de 3 micras a 5 micras para las de piedra y están acabadas con una capa de oro fino de 24 quilates para darles aún más brillo. Nuestras joyas chapadas en oro de 18 quilates de 3 micras de espesor tienen una vida útil mínima de 10 años, manteniendo todo su brillo y resplandor si se utilizan siguiendo las instrucciones de cuidado.

Plata 925 rodiada

Las joyas de plata están fabricadas en plata 925 maciza con una fina capa de rodio para evitar el ennegrecimiento y mantener todo su brillo y resplandor originales. Nuestras joyas de plata 925 tienen una vida útil de al menos 10 años, manteniendo todo su brillo y resplandor si se utilizan de acuerdo con las instrucciones de cuidado.